miércoles, 9 de diciembre de 2015

En defensa de nuestro patrimonio lingüístico



         El artículo 3.3 de la Constitución se refiere a las distintas lenguas habladas en España con las siguientes palabras: “La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”.

         Son cuatro las palabras que, dentro de ese artículo de la Constitución, llaman poderosamente la atención: RIQUEZA, PATRIMONIO, RESPETO y PROTECCIÓN.

         En la provincia de Salamanca tenemos la suerte de poseer una gran riqueza lingüística. Además de la lengua oficial, se conserva y se habla la lengua leonesa, la lengua propia del Reino de León (Salamanca, Zamora y León), especialmente en las comarcas de El Rebollar (donde el pueblo de Robleda tiene puestos los nombres de las calles en “la palra d’El Rebollal” además de en la lengua estatal) y en Las Arribes, aunque el sustrato leonés en otras comarcas sigue siendo muy fuerte. Pero, además, se habla portugués en los pueblos de La Alamedilla y La Bouza. En definitiva, tres lenguas, lo que es un patrimonio cultural de primer orden.

         Sin embargo, y como suele suceder, siempre ha habido “clases”, también en lo lingüístico. Así, todos los “mimos” y toda la atención se ha centrado en una única lengua, apartando, infravalorando, menospreciando y dejando de lado a las que sí se han hablado, desde hace siglos, en esta tierra: la lengua leonesa y el portugués rayano. Por ello, desde el PREPAL (Partido Regionalista del País Leonés) queremos que se cumpla el artículo 3.3. Tanto la lengua leonesa de El Rebollar y de Las Arribes como el portugués de La Alamedilla y La Bouza deben ser respetadas y deben ser defendidas desde todos los ámbitos. Como lenguas propias de nuestra tierra, en el PREPAL pensamos que tanto el leonés como el portugués deben enseñarse en la escuela. Nuestros niños deben aprender y valorar la lengua que hemos heredado de nuestros padres y abuelos. Pensamos también que los topónimos deben estar rotulados, en todos los casos, en dichas variedades locales del leonés y el portugués. Ambas lenguas deben tener, también, un tiempo y un espacio en los medios de comunicación de nuestra provincia y, por extensión del Reino de León. De hecho, en las tres provincias leonesas, además de la lengua oficial podemos encontrar esta riqueza lingüística: SALAMANCA (leonés y portugués); ZAMORA (leonés y gallego); LEÓN (leonés y gallego).

         En el PREPAL creemos que esta riqueza cultural, esta riqueza lingüística debe ser defendida y conservada. Porque son parte de nuestras señas de identidad. Porque son parte de nuestra herencia cultural. Porque nos cuentan una parte de nuestra historia. Porque, mientras sigan viva estas lenguas, seguirán vivos aquellos que la hablaron antes que nosotros. Por todo ello, desde el PREPAL seguiremos defendiendo que se enseñe el leonés y el portugués en las escuelas; que se rotulen y se oficialice la toponimia también en leonés y portugués allí donde se siguen hablando; que tanto en radios como en televisiones y prensa haya siempre un espacio para las lenguas minorizadas. Y, por supuesto, que en un tiempo más cercano que lejano dichas lenguas sean cooficiales en las comarcas donde se siguen hablando. Así, y sólo así, estaremos cumpliendo el artículo 3.3 de la Constitución. Así, y sólo así, evitaremos el empobrecimiento cultural de nuestra tierra. Así, y sólo así, estaremos honrando la memoria de nuestros antepasados.

Por nuestra historia. Por nuestra cultura. Por nuestra gente. Por nuestro futuro.
Salamanca, Zamora, León ¡¡AUTONOMÍA LEONESA YA!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada