domingo, 6 de diciembre de 2015

Con la Constitución de 1978



Este domingo 6 de diciembre se celebra en España el Día de la Constitución. Lo que para muchos afortunados es un puente de 4 días, para los que creemos en la Democracia es el día en que los españoles votamos en referéndum, tal día como hoy de hace 37 años, el texto de la Constitución Española. Una Constitución para curar las heridas de una España dividida, una Constitución para la convivencia y los derechos de todos los ciudadanos.

Esta Constitución, pese a no ser perfecta, es la ley fundamental de nuestro ordenamiento jurídico, es la norma que nos ha permitido tener un período de paz como no había conocido nuestro país en siglos. Por ello, desde el PREPAL (Partido Regionalista del País Leonés) seguiremos apoyando esta Constitución sin cerrar la puerta, por supuesto, a posibles mejoras que, en un texto con casi 40 años de vida, se antojan cada vez más necesarias.

En el seno del PREPAL no sólo apoyamos la Constitución, sino que estamos deseando que se cumpla pues, más que la plena vigencia de su contenido, el gran problema es que hoy día se incumplen sus preceptos.

Queremos que se cumpla el artículo 35, que dice que todos los españoles tienen derecho al trabajo. Su incumplimiento es clamoroso, teniendo en cuenta que en España hay más de 4 millones de parados.

Queremos que se cumpla el artículo 43, donde se dice que todos tenemos derecho a la protección de la salud. Hoy día sigue habiendo muchos pueblos y miles de ciudadanos en la provincia de Salamanca que tienen el hospital a más de 100 km.

Queremos que se cumpla el artículo 27, aquel que se refiere al derecho a la educación. Apostamos por una educación pública de calidad, que de las mismas oportunidades a todos los españoles independientemente de su situación económica.

Queremos que se cumpla el artículo 14, que dice que todos somos iguales ante la ley. Nadie debe tener privilegios y nadie debe ser penalizado (o premiado) por sus ideas.

Queremos que se cumpla el artículo 3.3, que vela por la riqueza del patrimonio lingüístico de España. Hoy día, la lengua leonesa, la lengua propia de nuestro Reino de León, sigue sin ser realmente respetada y protegida.

Queremos que se cumpla el artículo 2, que dice que todas las nacionalidades y regiones tienen derecho a la autonomía. Autonomía que, como región histórica que es, debería tener el Reino de León, una autonomía formada por las actuales provincias de Salamanca, Zamora y León (aquellas en las que fue dividido el Reino de León al crearse las provincias en el año 1833).

La lista se alargaría, como decía aquel, “hasta el infinito y más allá”. Por ello, no queremos alargarnos más. Sólo reiterar el compromiso del PREPAL con la Constitución, Constitución que debe cumplirse en mayor grado que el actual.

Por nuestra historia. Por nuestra cultura. Por nuestra gente. Por nuestro futuro.
Salamanca, Zamora, León. ¡¡AUTONOMÍA LEONESA YA!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada