lunes, 12 de noviembre de 2012

Patrimonio histórico en peligro

La Junta de Castilla y Valladolid (perdón, y León) lo ha vuelto a hacer. Para los despistados, el titular es el siguiente: "La villa romana de Saelices podría ser soterrada tras rechazar el PP una propuesta para revalorizarla" (ciudadrodrigoaldia.es)

 En otras palabras, la Junta de Castilla y Valladolid (perdón, y León), con mayoría "pepera", ha decidido que el villa romana de Saelices el Chico, aun siendo un patrimonio histórico de primer orden, no tiene el interés suficiente, y repetidamente le han negado al ayuntamietno (y, por extensión, al pueblo de Saelices) los fondos necesarios para su puesta en valor y su conservación, motivos por los que el consistorio ha decidido, con buen criterio, volver a enterrarlos antes de que queden destruídos por la DESIDIA (con mayúsculas) de la Junta.

Una Junta que, no olvidemos, tiene unas formas "muy curiosas" de conservar el patrimonio, en cuanto al territorio del histórico Reino de León se refiere (Salamanca, Zamora y León). No hay que olvidar que gracias a un "milagro" de última hora (o sea, a la generosa lucha de cientos y cientos de leoneses de las tres provincias) se evitó que las ruinas de la histórica Lancia prerromana fuesen arrasadas por una carretera con la complacencia, como no, de la Junta. La lista de estragos causados al patrimonio histórico del Reino de León es larga, como si se quisiese enterrar nuestra historia. Bonita y triste metáfora el soterramiento de la villa romana de Saelices...

Desde el PREPAL (Partido Regionalista del País Leonés) siempre hemos defendido la historia de nuestra tierra y, como testigo de esta historia, nuestro patrimonio histórico en peligro, una vez más, por el abandono que sufre el Reino de León por parte de la Junta de Castilla y Valladolid (que dice llamarse también de "y León" por nuestro Reino). Una vez más, el abandono se ceba en una de las tres provincias leonesas, en este caso en la provincia de Salamanca, aunque ejemplos más que de sobra encontramos (por desgracia) en las otras dos provincias: Zamora y León. Abandono de nuestro patrimonio que se suma al abandono en infraestructuras, en sanidad,...

El PREPAL no quiere seguir viendo como, día tras día, suceso tras suceso, noticia tras noticia, aumentan el abandono y el ninguneo de nuestra tierra y de nuestra historia. Por ello el PREPAL seguirá abanderando, ahora y siempre, la creación de una autonomía leonesa, de una autonomía formada por las tres provincias en que, aquel no tan lejano año 1833, quedó dividido el Reino de León cuando se crearon las actuales provincias. Una Autonomía Leonesa (o País Leonés) formada por las provincias de León, Zamora y Salamanca.

Por nuestra historia. Por nuestra cultura. Por nuestra gente.
Salamanca, Zamora, León. ¡¡AUTONOMÍA LEONESA YA!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada