miércoles, 1 de septiembre de 2010

1er Aniversario del Expolio del Juan de Juni



Se cumple ahora un año desde que aquel 1 de septiembre de 2009 Ciudad Rodrigo volviese a quedarse sin “El Calvario” de Juan de Juni. Un año desde que se perpetró el expolio de nuestro patrimonio.

Y ¿a dónde ha ido a parar el famoso conjunto escultórico? Como no puede ser menos en esta autonomía que nos ha tocado sufrir, a Valladolid, ese agujero negro que atrapa todo lo que pasa cerca de su órbita, dejando desamparado al territorio del histórico Reino de León (Salamanca, Zamora y León).

Desde el PREPAL (Partido Regionalista del País Leonés) denunciamos que, a un año vista del acontecimiento del nuevo expolio a nuestro patrimonio, ni el ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, ni el Ministerio de Cultura ni, por supuesto, la Junta de Castilla y Valladolid (perdón, y León) han movido un dedo para, como diría Don Quijote, “defacer el entuerto”. Sí mucha palabrería de cara a la galería y de cara a las elecciones, pero de hechos, el único constatable es que el “Juan de Juni” ha sido llevado, con nocturnidad y alevosía, a Valladolid, privando a Ciudad Rodrigo y su comarca de un patrimonio que, por historia y por derecho, les pertenece.

Las comparaciones son odiosas, pero en este caso van a ser esclarecedoras. Recordemos como los políticos, especialmente los del partido de la derecha, se rasgaban las vestiduras y ponían el grito en el cielo cuando se trasladaron los famosos “papeles” del Archivo desde Salamanca a Cataluña. Y, sin embargo, ahora se han vuelto muditos, cuando se ha expoliado una obra de arte de una pequeña localidad leonesa, como es Ciudad Rodrigo, para llevarla al ojito derecho de la Junta, o sea, Valladolid.

¿Cuál es la diferencia? Que decir que te han expoliado desde Cataluña “da votos”. Decir que te han expoliado desde Valladolid parece que no. Sin embargo, tal expolio existe. Y seguirá existiendo mientras las tres provincias leonesas (Salamanca, Zamora y León) no tengan autonomía propia, una autonomía que aleje al histórico Reino de León (del que conmemoramos este año el 1.100 aniversario de su fundación) de ese agujero negro en que, desde el principio, y con el beneplácito de “nuestros representantes”, se ha convertido Valladolid.

Por nuestra historia. Por nuestra cultura. Por nuestra gente.
Salamanca, Zamora, León. ¡¡AUTONOMÍA LEONESA YA!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada